Sin inspiración

book-2152349_640

 

He olvidado como se escribe.

He olvidado como expresarme a través de las palabras.

Esas palabras que cuentan tantas y tantas cosas de mi, de ti, de nosotros, capaces de darles nombres al Todo y a la Nada.

He olvidado como dejar que mi mente viaje por territorios ignotos, aquellos  por donde mi alma vagaba a su antojo, dibujando mi vida con trazos irregulares e imprecisos, esbozos en blanco y negro de mi ser.

Ese ser oculto, misterioso e intrigante; más desconocido para mí que para nadie, que sólo se asomaba al mundo  a través de mi pluma  rasgando el papel con esa insólita melodía, única e irrepetible, que no era otra que la voz de mi alma, murmurando bajito los secretos que guarda.

Pero he olvidado como se escribe; tan solo me queda la tinta indeleble de mis lágrimas.

 

Iria Né Zák