Mensajes para tí

6d5296d0bcfdc3c14037f177db898e16.jpg (768×1024)

¿Sabes? El mundo que te rodea habla constantemente de ti. Te cuenta cómo te sientes, qué tienes que aprender, qué debes cambiar o mejorar. Te advierte si te equivocas y te guía por el camino adecuado. Pero no lo ves. O no todo lo que debieras.

No eres el único.

Estamos dormidos y por eso somos incapaces de ver, de leer esos mensajes que están ahí, en nuestra vida cotidiana, justo ante nuestros ojos, al alcance de todos nuestros sentidos.

Porque los mensajes llegan de muchas formas diferentes: Lo hacen en modo de sincronicidades, lo que tu  llamas casualidad. También en todo aquello que te resuena, que te vibra. Llegan a través de olores y de recuerdos. Escuchando a tu propio cuerpo y en los espejos que son los demás, donde reflejamos nuestras luces y nuestras sombras. Te hablan mediante el comportamiento de tus animales o la salud de  tus plantas, o del estado de tu casa, de tus armarios. Por los colores que te envuelven, por signos y señales que se repiten, por los libros que lees o la música que oyes y por tus sueños mientras duermes.

El viento y la lluvia, los cielos, los bosques y las montañas hablan de ti. La ciudad por la que deambulas habla de ti. Y el mar, el atardecer y el alba, todo cuenta cosas de ti.

Ha llegado la hora de que despiertes, de que entres en vibración y resonancia con la vida que palpita a tu alrededor, para que puedas ser consciente de estos mensajes, cuyo único fin, es conducir los pasos de tu propia evolución.

Iria Né Zák

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s