La profecía de la loba

lobo blanco

 

Algo se está forjando.

Lo siento en los huesos. Lo huelo en el aire.

Algo grande que aún no tiene nombre.

Nadie conoce su destino. Todos contribuyen de algún modo. Cada cual tiene su papel escrito.

Nuevas gestas serán aclamadas, aunque no serán llevadas a cabo por las armas.

Atiende a tu propia voz que reclama ser escuchada; que recorre eones para traerte la sabiduría de antaño, aquella que habita en tu alma. La misma voz de los pueblos antiguos vinculados al poder eterno del Universo, de los que conocían el lenguaje único y se comunicaban con todos los  demás seres.

Escribe tu historia y deja tu legado. Vibre tu luz dejando huella a su paso sin temer a la oscuridad. Sueña para que la nueva realidad sea posible. Únete a las otras voces para que pueda ser de nuevo creada.

Tu corazón puede oírla: La Nueva Vieja Canción.

¡Sea!

 

Iria Né Zák

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s