Tu propia razón de ser

la-luz-en-la-oscuridad-el-salto-de-consciencia 

Sé que ha habido un momento en tu vida en que te has sentido perdida, sola y desamparada.

Sé  que el dolor y el sufrimiento han sido tan grandes que creíste morir.

Sé que la desesperación te desgarraba como una fiera salvaje y que la oscuridad era tan inmensa que te ahogaba.

Sé que llegó un momento en que caíste en un pozo sin fondo del que no puedes salir.

También sé que no te has rendido.

¿Por qué lo sé?  Porque aún estás aquí. Quienes se rinden, se van.

Pero tú sigues aquí. Tus llantos, tus comentarios, tus quejas, hasta tus silencios son en realidad gritos desesperados pidiendo ayuda.

Los que se rinden callan y se van sin hacer ruido.

Tú no. Tú continúas luchando aunque te creas muerta en vida. ¿Te has preguntado por qué? No, no. No es por tus hijos, ni por tu pareja ni por nada que te inventes. Sigues aquí por ti. Únicamente por ti. ¿Quieres saber la razón? Porque te  amas. Sí, te amas.

Porque una parte de ti  es testaruda y obstinada y  no piensa permitir que tires la toalla por mucho que te empeñes en darle cientos de excusas para justificar tu abandono. Esa parte de ti es tu esencia. Escúchala. No tengas miedo. Reconócelo: te amas y deseas estar viva, sentirte viva.

Toma la mano que se extiende para ayudarte a salir de ese pozo oscuro, agradécelo, haz acopio de todas tus fuerzas y emerge.

Lucha por ti. ¿Hay mejor razón?

 

Iria Né Zák

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s