Vivir perezosamente

landscape-sea-tree-nature-horizon-cloud-1205364-pxhere.com

 

Después del miedo, tu segundo enemigo capaz de frustrar todos tus planes, es sin ninguna duda, la pereza.

¿Cómo se le puede vencer? Muy sencillo, con fuerza de voluntad,  un don  que todos tenemos, pero claro, requiere de un trabajo,  de un esfuerzo que no siempre estamos dispuestos a realizar.

Puedes darle el nombre que quieras: desgana, apatía, desmotivación… da igual. La mayoría de las veces no son más que excusas perfectas que nos damos a nosotros mismos para disfrazar la verdadera causa que se esconde detrás de nuestra inactividad: la maldita pereza.

Sé de lo que hablo, créeme. Soy una gran perezosa y muy fan del arte de procrastinar.

¿Qué es procrastinar? Eso mismo me pregunté yo la primera vez que escuché la dichosa palabrita. Significa algo así como “dejar para mañana lo que puedas hacer hoy”. Y mañana nunca llega.

Así que si alguna vez admiras o sobre todo, envidias a alguien por lo que haya conseguido en cualquier faceta de su vida, no le busques excusas, aplaude su mérito y pregúntate cómo lo hizo para vencer la pereza, porque cuando tú conectes con esa fuerza que también llevas dentro, lograras vencerla y te sentirás satisfecho de lo conseguido. Te darás cuenta  entonces de que, en realidad,  no era para tanto y que  el esfuerzo mereció la pena.

 

Iria Né Zák

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s